lunes, 9 de marzo de 2009

El NECTAR misionero saboreado en COSQUIN ROCK


A finales de 2008 en la ciudad de Posadas, se llevó a cavo la selección “Pre Cosquin Rock ´09”, en la que participaron 13 bandas de toda la provincia y de muy buen nivel; pero como solo una podía ganar , esa fue la posadeña NECTAR.
En el mes de febrero, el grupo estuvo “jugando en 1º” en la provincia de Córdoba y lo hizo muy bien. Como lamentablemente no pude concurrir, transcribo a continuación la crónica que hace el enviado especial del diario EL TERRITORIO; Ricardo Vera, sobre la actuación de los misioneros en el marco del Cosquin Rock 09.

Cosquín (Ricardo Vera, enviado especial). Como esas paradojas de la vida, sin pertenecer al género punk los misioneros de Néctar -ganadores del Pre Cosquín- tocaban en ese escenario. Húmedo estaba el clima del sábado y los corazones palpitaban en los cuatro artistas, que aguardaban tan sólo minutos para iniciar su despliegue musical, luego de los cordobeses The Sniffers, ganadores del Pre Cosquín Rock de Córdoba.
A su turno los músicos soltaron tanta energía en el escenario, que el público percibió claramente la naturaleza de su propuesta. Maravillados por una calidad de sonido que nunca antes experimentara, Néctar abrió con el tema Choco, una invitación seductora para quienes casualmente estaban por allí, esperando quizás a su banda preferida o camino al escenario central, donde tocaba Cielo Razzo.
Con el torso desnudo, el bajista Alejandro Medina Castro revoleaba sus rastas a la par de sus cuerdas y la cabeza de Alí Salum se sacudía al tempo voraz de Sacate la máscara. Es que la buena dimensión del escenario daba para una plena liberación de las emociones compartidas.
En la misma línea potente de la apertura, siguieron los temas Where is the exit y Atrapados. Esa canción fue festejada por más de 500 personas. Encontraron cierta familiaridad del guitarrista Daniel Méndez con los acordes de Tom Morello, violero de Rage Against de Machine y Audioslave. Cuando el público ya había aprobado la estética aplanadora de los misioneros, la adrenalina final llegó con Yo no soy de acá, una canción que en Córdoba tuvo gran significado, ya que cuenta sobre la visión de un habitante del interior llegando a una gran ciudad.

Marca de fábrica
Yo no soy de acá fue un tema que en un principio los músicos miraban de soslayo y hasta era como un juego, según afirmaron. Pero ya en Posadas la canción se había convertido en emblema, por la sencillez de la letra y su imponente melodía. “Yo no soy de acá, yo soy del interior...”, del estribillo fue coreado por gente que escuchaba por primera vez la canción. Esa es una conquista impagable.
Lo de Nectar fue sencillamente sensacional. El cómo una banda tan nueva haya llegado al festival federal de rock más importante del país sólo se explica a través del talento de los cuatro fantásticos: Alí Salum, Daniel Méndez, Alejandro Medina Castro y Diego Solís.


Un abrazo y hasta la próxima!

El Viejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario