sábado, 23 de agosto de 2008

¡Todo empezó en el continente Africano!


Orígenes del Rock Latino

Para ver como los latinos empezamos a cantar rock en nuestro idioma, está bueno que nos vayamos a la génesis misma del género.
Todo empezó allá ité (allá lejos) y hace tiempo, cuando la “raza superior blanca” salió a la conquista del mundo y a los que no tenían su mismo color los consideraban inferiores o hasta en algunos casos ni siquiera seres humanos, y por lo tanto estaban habilitados para ser sus ¡sirvientes y esclavos!
Pero puntualmente para conocer las raíces de la música que tanto nos gusta, tenemos que trasladarnos a los siglos XVIII y IXX, cuando los conquistadores comenzaron a “desparramar” por Europa y lo que sería el continente americano personas esclavizadas de África.
Obviamente, por lo antes mencionado, los traían para trabajar al servicio del blanco a destajo y si eso implicaba la vida de alguno, no importaba ya que había muchos y lo reemplazaban.
Entonces, en los campos de algodón del sur yanky, se empezó a oír mientras trabajaban de sol a sol, un canto muy profundo de los esclavos que muchas veces tenía que ver con sus creencias religiosas (spirituals/soul) y muchas veces con improvisaciones sobre lo que estaba pasando en ese momento y uno cantaba una estrofa, y los que lo rodeaban la repetían con una cadencia muy rítmica y lenta (Blues – tristeza).
Mientras tanto por estas latitudes, otro de los ritmos africanos (fandango) daría puntapié inicial a nuestro Tango y al candombe y más arriba a la bossa y samba brasilera.

Volviendo a USA, con el paso del tiempo y la abolición de la esclavitud (esto no quería decir que la sociedad blanca iba a dejar de ser racista); los ex esclavos eran “libres”, pero los perseguían por cualquier cosa, y hasta llegaban a matarlos, dándoles así una cruz de marginales por muchísimo tiempo.
La música religiosa siguió cultivándose y el blues comenzó a tener letras con los sufrimientos cotidianos de esa comunidad, y como mucho tenia que ver con el alcohol y el desengaño, la “otra” sociedad los detestaba, prohibiéndole a sus hijos escuchar esos sones.
Un día, a alguien se le ocurrió acelerar esa cadencia y nacieron el jazz y el Rock & Roll; con tanto furor que los hijos de esa sociedad que odiaba a los negros, no solo empezaron a escuchar sus discos, sino que también empezaron a imitarlos formando sus propias bandas.
Los mayores horrorizados trataron de parar ese movimiento pero fue imposible, tanto así que en los ´50 la explosión de este género tuvo tanta onda expansiva que se empezó a dispersar por el resto del planeta.
Entonces aparece el primer latino en yankilandia atreviéndose a hacer rock en español: Richie Valens, e hizo bailar a la comunidad hispano parlante en ese país al ritmo de “La Bamba”.
Y obviamente que la onda expansiva llega al país mas cercano a Estados Unidos: México; y allí Enrique Guzmán comandando sus Teen Tops, se encarga de plasmar los primeros clásicos del género en nuestro idioma (La Plaga, Popotitos, etc)
Y en el sur del continente…¡bien al sur!, aparecen los vestigios de un movimiento que desde entonces no pararía de crecer y crecer y crecer!!!
Con Sandro y los de Fuego se inaugura el rock cantado en “argentino” y lo imitarían chicos de Rosario y Buenos Aires y Capital federal.
En los ´70, esos músicos nacidos como tales en la década anterior, por problemas políticos de nuestro país, emigraron a diferentes puntos del planeta.
Los músicos que recalaron en España sembraron sus semillas y con el tiempo germinó y los españoles dejaron de cantar en inglés para usar su propio idioma.
Humildemente contado, este sería el origen del rock latinoamericano, si tuviera que dar nombres la lista seria interminable, pero he aquí algunos de los que tomaron la posta y dieron el envión en sus respectivos países:
Los Shakers, de Uruguay imitando a los Beatles; los Flippers, de Colombia; Roberto Carlos, de Brasil y Los Impala, de Venezuela.
Bueno amigos, será hasta la próxima!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario